5 Consejos postvacacionales para el cuidado de tu coche

Después de un largo periodo vacacional, donde seguramente hayas tenido que hacer largos y/o abundantes desplazamientos en el coche, y donde posiblemente éste haya estado a condiciones climáticas o terrenos adversos, resulta altamente aconsejable revisar nuevamente las condiciones del mismo.

Si antes de partir de viaje, recomendamos poner a punto el coche con unos sencillos consejos para afrontar los largos desplazamientos y evitar cualquier posible percance, ahora, a la vuelta de las vacaciones, aconsejamos volver a revisar el estado del vehículo, y especialmente a aquellos que antes de salir no fueron rigurosos en sus cuidados. La razón es que, en verano, se produce el mayor desgaste del coche, pues se trata del periodo donde más kilómetros se recorren, lo que conlleva en la mayoría de casos, que el vehículo haya tenido que soportar altas temperaturas, arena de playa, lluvias, granizo… lo que a su vez acarrea altos niveles de suciedad que pueden afectar a la mecánica del mismo. Por no contar el gran peso que ha tenido que aguantar debido al equipaje.

Por todo ello, desde Talleres Gallardo te indicamos una serie de consejos postvacacionales útiles para el cuidado de su coche:

liquido_051 – Nivel de líquidos. Como ya se ha dicho, el coche ha tenido que recorrer gran cantidad de kilómetros, por lo que el nivel de líquidos, tanto de refrigerante como de aceite, es muy posible que se haya quedado reducido considerablemente. Por lo tanto, no dude en acudir a su taller mecánico de confianza para que lo rellene. Por otro, lado no olvide comprobar el nivel de líquido del limpiaparabrisas (y el estado de estos renovándolos si estuvieran deteriorados) de cara al próximo otoño e invierno donde las lluvias y nevadas serán mucho más abundantes.


limpieza052 – Limpieza.
Este punto resulta fundamental para mantener en buen estado las partes mecánicas y alargar así la vida del coche. Durante las vacaciones, el uso intensivo del vehículo por terrenos de toda clase genera en éste, altas cotas de suciedad. Además, si has estado en la playa, el problema se acrecienta, pues la arena, el polvo y la humedad con alto porcentaje de sal se cuela y adhiere a cualquier parte del coche. Por tanto, te aconsejamos que asista su taller de confianza para que limpien cada parte interna del vehículo: motor, conexiones de cable, conductos de ventilación y aire acondicionado, etc.

neumaticos_53 – Neumáticos. Como elemento que más repercute sobre nuestra seguridad de todo el vehículo, resulta vital tenerlos en el mejor de los estados. Con la vuelta de las vacaciones, se vuelve a la rutina, a los constantes viajes para ir al trabajo o al colegio a llevar a los hijos… y es durante la conducción por ciudad cuando los neumáticos sufren un mayor desgaste y deterioro. Por lo tanto, comprueba su presión, desgaste, equilibrado, y renuevalos ante cualquier posible desperfecto que no garantice la máxima seguridad.

02_freno4 – Sistema de frenos. Especial hincapié ha de hacerse sobre este aspecto por el bien de nuestra seguridad y la de todos. Durante los largos viajes por autovía el sistema de frenado no sufre demasiado, sin embargo, a la vuelta de las vacaciones, volverás a la rutina donde los trayectos por ciudad serán constantes, y es entonces cuando el desgaste de pastillas y discos de freno sufrirán sobremanera debido a las constantes frenadas y arrancadas que se derivan de la conducción urbana. Es por ello que te recomendemos tener tanto cuidado en este punto, especialmente si además pasaste tus vacaciones en terrenos montañosos donde abundaban los caminos de arena o grava con numerosas curvas que requieren un mayor uso del frenado.

vaciado_055 – Vaciado. Durante las vacaciones, tu coche, presumiblemente, habrá tenido que soportar altas cargas de equipaje, que unido al peso de las personas a bordo, el consumo de combustible habrá sido muy elevado. Dicho lo cual, es altamente aconsejable vaciar el maletero de todos aquellos objetos y utilidades que no sean imprescindibles para el uso diario del coche para liberarlo de peso y así, ahorrar combustible, compensando el consumo que deriva de la conducción por ciudad marcada por los cambios de ritmo. La regla es simple: a mayor peso soportado por el vehículo, mayor será el consumo de carburante.

Dicho esto, esperamos que estos consejos te hayan resultado útiles y prácticos, y te instamos una vez más, a acudir a tu taller mecánico de confianza ante cualquier duda al respecto y no sepas resolver. Ellos sabrán, mejor que nadie, la mejor solución para ti y tu seguridad vial.

¡Talleres Gallardo te desea un feliz y seguro regreso!